Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble que se almacena en el hígado. Se la conoce principalmente por sus beneficios para la visión dado que genera pigmentos necesarios para el buen funcionamiento de la retina, por lo que también se le llama retinol y también vitamina antixeroftalmica porque previene esta afección ocular. Sin embargo, también es vital para otras importantes funciones fisiológicas.

Funciones

Visión

Las celulas receptoras de la retina contienen un pigmento sensible a la luz llamado púrpura visual o rodopsina (formado por la proteína opsina y retinal, una forma de vitamina A). Uno de los primeros síntomas de deficiencia de vitamina A es la ceguera nocturna, que es una dificultad para ver en condiciones de luz ténue.

Salud epiteliar

A traves de la expresión génica, la vitamina A regula la diferenciación celular ayuda a mantener la estructura y función de las células epiteliares en los pulmones, tráquea, piel, tracto gastrointestinal, sistema circulatorio y córnea.

Reproducción y crecimiento

En hombres, el retinol participa en el desarrollo del esperma y en mujeres prmite que el feto se desarrolle con normalidad durante el embarazo. Los niños con deficiencia de vitamina A no crecen apropiadamente, al suplementarlos aumentan en peso y estatura. El desarrollo y maduración del hueso requiere vitamina A.

Sistema inmunitario

La vitamina A es necesaria para el desarrollo y diferenciación de los glóbulos blancos como linfocitos y fagocitos.

Química

Existen tres vitámeros (diferentes formas químicas) de vitamina A: el retinol, el retinal y el ácido retinoico. Además se puede formar a partir de la provitamina beta-caroteno.

formas químicas de vitamina A: retinol, retinal y ácido retinoico

Retinol

El retinol es la forma principal en la que se encuentra la vitamina A en el cuerpo. como el retinol libre es inestable, la vitamina A se almacena en forma de éster de retinol, principalmente como palmitato de retinol. El retinol es la forma activa en el soporte a las funciones reproductoras.

Retinal

El retinal es la forma oxidada del retinol, que pasa de tener un grupo alcohol a uno aldehido. Puede continuar oxidandose hasta ácido retinoico. El retinal es la forma activa en la retina.

Ácido retinoico

El ácido retinoico es la forma más oxidada de la vitamina A. El paso de retinal a ácido retinoico es irreversible. El aporte dietético de retinol o retinal puede dar lugar a las otras formas de la vitamina, pero no ocurre así con el acido retinoico. El ácido retinoico actua como una hormona, regulando la diferenciación celular, y el crecimiento y desarrollo embrionario.

Beta-caroteno

Es uno de los más de 600 carotenoides conocidos, que son pigmentos de color amarillo, naranja y rojo ampliamante presentes en as plantas. Aproximadamente unos 50 carotenoides pueden actuar como provitamina A. El beta-caroteno es la provitamina A más abundante y eficiente que se sencuentra usualmente en nuesta dieta. Es un dímero ue se puede partir en dos moléculas de retinal.

Ingesta diaria recomendada

La cantidad de vitamina A suele expresarse como Unidades Internacionales (1 UI = 0,3 microgramos de retinol) o como equivalentes de retinol (ER) que corresponden a 1 microgramo de retinol, 6 microgramos de beta-carotenos o 12 microgramos de otros carotenos.

Las cantidades recomendadas varían según los diversos organismos que hacen la recomendación, para hombres se situan entre 600 y 1.000 microgramos de equivalentes de retinol y para mujeres entre 500 y 800 (algo superior durante el embarazo y la lactancia).

Por ejemplo, según la Fundación Española del Corazón, ingesta diaria recomendada de vitamina A (en microgramos/día):

Lactantes:

  • 6-11 meses: 350
  • 1-6 años: 400
  • 7-10 años: 500

Hombres:

  • 11-14 años: 600
  • >15 años: 700

Mujeres:

  • 11-14 años: 600
  • >15 años: 600

Embarazo

  • 700

Lactancia

  • 950

Exceso

Dado que la vitamina A no es hidrosoluble y no puede ser eliminada fácilmente en la orina, sino que se acumula en el hígado, un consumo excesivo puede resultar tóxico. La toxicidad sólo se da con la ingesta de formas preformadas de vitamina A, un exceso de provitamina A no tiene efectos tóxicos al estar regulado su paso a vitamina A.

Toxicidad aguda

La hipervitaminosis A por ingesta de una alta dosis de esta vitamina (más de 300 miligramos en adultos en una sola toma) causa náuseas, vómitos y dolor de cabeza que desaparecen en unos pocos días. también pueden aparecer somnolencia, malestar, picor y exfoliación de la piel. Dosis extremadamente altas pueden llegar a ser fatales. La toxicidad aguda es muy poco frecuente, normalmente asociada al consumo de hígado de oso polar o tiburón.

Toxicidad crónica

Es más común. Se da por un consumo continuado de dosis altas (no tan altas como para un efecto agudo) que se van acumulando y causan los sintomas en la piel y sistema nerviosos que se han comentado anteriormente. También produce engrosamiento del higado con pérdida de función y descalcificación y frágilidad de los huesos.

Déficit

La deficiencia de vitamina A (avitaminosis) es rara en los países desarrollados, pero es común en los países en desarrollo donde es una de las causas más comunes de ceguera. Según la Organización Mundial de la Salud, 250 millones de niños en edad preescolar son deficientes en vitamina A y se estima que cada año de 250.000 a 500.000 de ellos se quedan ciegos.

Primero aparecen síntomas de dificultad con la visión noctura y posteriormente xeroftalmia: sequedad en la conjuntiva (xerosis), el epitelio se queratiniza y finalmente se erosiona la superficie rugosa de la córnea dando como consequencia ceguera total del ojo.

Más información

Suscríbete a las
novedades

Un email semanal con las novedades. Suscríbete para no perderte nada.

Deja un comentario

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin